lunes

Mi NO felicitación

¿Cómo felicitar la ausencia de ternura, la injusticia, el frío, la tristeza, el hambre, la guerra, el desamparo, la sed, el olvido, la muerte? ¿Cómo felicitar nada, cuando se tiene la certeza de habitar un mundo cada vez peor? ¿Cómo felicitar la falta de compromiso con el mismo ser humano?
¿Has pensado que quizás todo debería ser diferente? Ahora cuéntame que haces para que esto cambie. Cuéntame como evitas la hipocresía de estos días donde nadie se acuerda ya que celebra, incluso los herederos del celebrado lo han olvidado.
Da pena las sonrisas exhibidas en cualquier discunter a precio de ganga, pena los abrazos de plástico, los besos que mienten como las bocas que los ofrecen, los saludos forzados por mor de la fecha, pena el absurdo descorche y sus efímeras burbujas.

Lo siento no puedo felicitarles nada.
Mis mejores deseos a los nadies - pero no ahora, ni hoy, mis mejores deseos siempre-
Los nadies, los que carecen de todo, los que tienen tan poco que ni ocupan lugar en nuestra desvergonzada memoria. Al resto, los felicitadores de esquinas, los que están contentos porque toca o son mínimamente humanos porque son fechas de eso, todos estos tengan mi más absoluto desprecio y háganme un favor, váyanse a la mierda.

1 comentario:

Cristina dijo...

Hola Toño, me sumo a tu NO felicitación, algunos valores deberían estar siempre presentes y no sólo en algunas fechas.

Un abrazo niño.